SATSE denuncia la discriminación del SES a una enfermera por estar embarazada

08 mayo 2019
  • El Servicio Extremeño de Salud decidió no contratar a una enfermera debido a su estado de gestación, aunque ostentaba el número uno en la bolsa de trabajo de especialidades de quirófano del Área de Salud de Navalmoral de la Mata (Cáceres)
  • La forma de actuar del Director de Recursos Humanos del Área de Salud de Navalmoral de la Mata, Blas Martinez García, incumple la Constitución española, el Estatuto de los Trabajadores y la Ley de Igualdad Efectiva de  Mujeres y Hombres, y contraviene, además, lo estipulado por la Unión Europea

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha denunciado que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha concluido que el Servicio Extremeño de Salud ha incumplido la Constitución Española, el Estatuto de los Trabajadores y la Ley de Igualdad Efectiva de  Mujeres y Hombres al discriminar a una enfermera del Área de Salud de Navalmoral de la Mata (Cáceres) por el mero hecho de ser mujer y estar embarazada.

SATSE ha tenido conocimiento del escrito de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en el que se da respuesta a la denuncia realizada por una enfermera a la que el Servicio Extremeño de Salud decidió no contratar, aunque ostentaba el número uno en la bolsa de trabajo de especialidades de quirófano del área de Salud de Navalmoral de la Mata, por el mero hecho de contar con un informe en la que se la consideraba apta pero con limitaciones debido a su estado de gestación.

Al igual que la Inspección de Trabajo, SATSE considera que el SES, y en concreto, el director de Recursos Humanos del Área de Salud de Navalmoral de la Mata, ha mostrado una actitud “totalmente discriminatoria” hacia una profesional plenamente cualificada por razón de sexo.

Con su forma de actuar, apuntan desde la organización sindical, el SES ha truncado las posibilidades laborales de la enfermera afectada y sitúa a la mujer en una situación de desventaja por el riesgo asociado a la maternidad en general y al embarazo en particular.

La infracción cometida por el Servicio Extremeño de Salud está tipificada y calificada como “grave” en el artículo 8.12 del Texto refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto, señala el escrito de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

“Es absolutamente reprobable que, a estas alturas del siglo XXI, se continúe discriminando a cualquier mujer que está plenamente cualificada y capacitada para desempeñar una labor profesional por el mero hecho de estar embarazada o querer ser madre”, asegura el Sindicato de Enfermería.

SATSE espera que el Servicio Extremeño de Salud reconsidere su inicial decisión y contrate a la profesional de Enfermería afectada, respetando así lo que la normativa europea y nacional defiende en materia de igualdad de género y lucha contra la discriminación sexista.