SATSE Extremadura reclama un aumento salarial para los Enfermeros y Fisioterapeutas

05 marzo 2018

Desde hace años las competencias sanitarias dependen de la comunidad autónoma.

El Sindicato de Enfermería insiste en su demanda de que las enfermeras y enfermeros y fisioterapeutas empiecen a recuperar ya la pérdida de poder adquisitivo que sufren desde 2012.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, exige, tras el preacuerdo alcanzado para equiparar los salarios de los policías nacionales y guardias civiles con las policías autonómicas, que se incrementen los salarios de los profesionales de Enfermería y Fisioterapia en nuestra comunidad autonómica.

SATSE respeta la intención del Gobierno de equiparar los salarios de los policías nacionales y guardias civiles con las policías autonómicas, y quiere poner en valor el loable trabajo que realizan los miembros de las  Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Desde hace años las competencias sanitarias dependen de las comunidades autónomas y es en este ámbito en el que hay que negociar  las mejoras laborales, a través de los diferentes órganos y mesa sectorial de sanidad.

Demandamos que las enfermeras y enfermeros empiecen a recuperar ya la pérdida de poder adquisitivo que sufren desde 2012, y que ciframos en más de un 30 por ciento, y, por ello, consideramos imprescindible que el Gobierno apruebe para 2018, al menos, una subida salarial general del seis por ciento. Y la vuelta a la jornada laboral de 35 horas semanales, que supondría, además, la generación de más puestos de trabajo.

Entre otros derechos laborales suprimidos en los años de crisis, recordamos que se impuso la limitación del complemento de incapacidad temporal y  la suspensión de distintos acuerdos y convenios, como la carrera profesional,  para el personal del sector público que conllevaban mejoras ya pactadas y que no se hicieron efectivas por las medidas de recorte aplicadas.

Todo ello supone un paso atrás muy importante en las condiciones laborales de las enfermeras y enfermeros y fisioterapeutas. Hay que recuperar todo el tiempo perdido durante la crisis para lograr que las condiciones laborales de estos profesionales sean dignas y se sitúen al nivel de otros colectivos profesionales similares del ámbito público.