SATSE exige 35 horas semanales con plena seguridad jurídica en el SES

19 septiembre 2017

“La vuelta a las 35 horas es un motor de generación de empleo que, sin lugar a dudas, conlleva una mejora asistencial”.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email

SATSE demanda al Ejecutivo de Rajoy que “levante el veto” impuesto a las comunidades autónomas, en 2012, a través del Real Decreto de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, con el fin de que éstas puedan establecer la vuelta a la jornada laboral semanal de 35 horas con plena seguridad jurídica.
Es necesario que se vuelva a las 35 horas con carácter inmediato en Extremadura, que ya las tenía y que el Tribunal Constitucional anuló. Al mismo tiempo, ha de abrirse con agilidad un proceso de negociación en la Mesa Sectorial del SES, con el objetivo de que el 1 de enero de 2018 todos los profesionales de Enfermería y Fisioterapia, así como el conjunto de trabajadores de los centros sanitarios de Extremadura, tengan una jornada laboral de 35 horas.
“La vuelta a las 35 horas es un motor de generación de empleo que, sin lugar a dudas, conlleva una mejora asistencial”. Recordemos que el sector sanitario de nuestra autonomía se ha visto muy afectado por los recortes de personal. En el caso de los profesionales de Enfermería, matronas y fisios, han sido más de 400 los puestos de trabajo perdidos en los últimos años, y ello, sin duda, ha supuesto un debilitamiento del Sistema Extremeño de Salud.
Por ello, Damián Cumbres, Secretario autonómico de SATSE Extremadura, recalca que el Gobierno Extremeño tampoco debe olvidar la necesidad de eliminar el límite actual existente en la tasa de reposición de personal en la sanidad pública, creando empleo que garantice los recursos profesionales necesarios para la atención sanitaria y de cuidados a los pacientes.
La destrucción de empleo en Enfermería conlleva que ciudadanos y pacientes no cuenten con los profesionales necesarios para recibir una atención en óptimas condiciones de calidad y seguridad. Igualmente, ha supuesto un deterioro progresivo de nuestro Sistema Sanitario que pone en grave riesgo su sostenibilidad futura.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email