Primaria, la "gran olvidada" del SNS

14 diciembre 2017
Plantilla de enfermería insuficiente, riesgo inminente

En la crisis se produjo una importante pérdida de puestos de trabajo en Atención Primaria, y, superada la misma, según afirma el Gobierno, aún no se han reforzado convenientemente las plantillas enfermeras

SATSE ha denunciado que la Atención Primaria sigue siendo la “gran olvidada” del  Sistema Nacional de Salud, ya que las distintas administraciones sanitarias no muestran ningún interés por adecuar las plantillas de enfermeras, enfermeras especialistas y fisioterapeutas a las necesidades reales de los ciudadanos. 

SATSE recuerda que durante los años de crisis se produjo una importante pérdida de puestos de trabajo en la conocida como “puerta de entrada” del Sistema Nacional de Salud, especialmente en Enfermería, y, superada la misma, según afirma el Gobierno, aún no se han reforzado convenientemente las plantillas en este nivel asistencial. 

En concreto, y según datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en 2015 trabajaban un total de 84.686 profesionales en Atención Primaria, de los cuales  29.441 eran enfermeras, mientras que a principios de 2000 se superaban los 86.000 profesionales. 

En estos años, los profesionales de Atención Primaria han visto cómo bajaban las plantillas mientras aumentaba la carga asistencial, entre otras cosas, porque  también descendió el número de centros y consultorios de salud (En 2016 se contabilizaron 173 menos que dos años atrás) y aumentó la población española y residente en nuestro país. 

Asimismo, la organización sindical reitera que el progresivo envejecimiento de la población y el aumento de las enfermedades crónicas asociado a dicho envejecimiento hacen imprescindible un refuerzo de las plantillas en centros y consultorios de salud para atender y hacer el seguimiento necesario a todas  estas personas. 

“Tener una Atención Primaria más resolutiva y con una mayor capacidad de identificar y tratar correctamente a los pacientes conlleva una mejor atención, una mayor satisfacción de los ciudadanos y también un ahorro de costes”, señalan desde el Sindicato de Enfermería. 

Más tiempo 

De igual manera, SATSE considera imprescindible el aumento de las plantillas de Enfermería para permitir que estos profesionales cuenten con el tiempo necesario para atender a cada paciente, todo ello con el fin de asegurar una atención inmediata y de calidad. 

En lo que respecta a los profesionales de Enfermería, la organización sindical apunta, entre otros problemas existentes, el que no existe una cartera de servicios perfectamente definida propia de enfermería, a pesar de su claro e insustituible protagonismo en atención domiciliaria y educación para la salud. 

De igual manera, SATSE considera necesario incrementar la dotación de fisioterapeutas en Atención Primaria para contar con, al menos, un profesional para cada centro de salud, garantizando así un sistema de salud más cercano, equitativo y accesible que cubra este tipo de atención. 

Para el Sindicato de Enfermería, “los responsables políticos sanitarios presentan a bombo y platillo ante los medios de comunicación distintos planes o estrategias de mejora de la Atención Primaria cuyas actuaciones, en muchas ocasiones, se quedan finalmente en el papel”.