La Enfermería Extremeña sin derechos económicos, profesionales y sociales

25 agosto 2020

No podemos seguir siendo profesionales de segunda clase

El Sindicato de Enfermería Satse en Extremadura, ante las informaciones que están circulando por los centros hospitalarios, Atención Primaria del SES, Centros Socio-Sanitarios del SEPAD y redes sociales en relación a un “Satse informa”, quiere hacer llegar por este medio a los profesionales de enfermería extremeños, que dicho documento que lleva como título “DIAS VACACIONALES ADICIONALES COVID”, es un Acuerdo del día 4 de agosto y publicado el día 10 de agosto de 2020, del Consejo de Gobierno de la Autonomía Andaluza, que dice:

“Los profesionales que han estado trabajando durante el período de pandemia, en puestos relacionados directa o indirectamente con la gestión contra el COVID, recibirán una compensación en forma de descanso de un día de libre disposición por mes trabajado (máximo 4 días). El disfrute ha de realizarse antes del 31 de enero de 2021.”

Estos derechos para los profesionales andaluces, se han conseguido en Mesa Sectorial de Sanidad de Andalucía y respaldado por el Consejo del Gobierno Andaluz.

Por desgracia, en Extremadura, el Consejo de Gobierno de la Junta, no está por la labor de premiar a sus profesionales que continúan en la lucha contra el COVID 19 y siguen sin reconocer a dichos profesionales el aumento salarial del 2% del año 2020, “la descongelación de la Carrera Profesional” y continuamos con falta de profesionales en los centros sanitarios, con contratos escasos y precarios, negándoles las libranzas que por Ley le corresponde sin una valoración de la presencia de enfermeros escolares en un periodo COVID ante el comienzo del curso escolar.

Desde Satse, creemos que esta es una situación que afecta a la ciudadanía extremeña, por lo cual, se debiera de tratar en la Asamblea de Extremadura y más aún, ante la situación del COVID 19, la apertura de los centros escolares y el estado de las redes sanitarias, tanto en material como en profesionales, ya que otras autonomías están premiando económica y laboralmente a los sanitarios y nos estamos encontrando que muchos enfermeros, matronas y fisioterapeutas, se están marchando a otras autonomías con mejores ofertas laborales y de reconocimiento social.

Como profesionales sanitarios, agradecemos la medalla de Extremadura, pero como colectivo sanitario, demandamos y exigimos los derechos de la Enfermería.